Publicado el Deja un comentario

Los misterios del agua

En mi cumpleaños del año 2018 me tocó visitar el acuario, es lo más cerca que he estado de peces tan grandes, seres muy diferentes a mi.

Hace ya algún tiempo leí un libro que se llamaba “La hija del mundo”. Trataba de una niña que deseaba conocer los misterios de las profundidades y al igual que ella, yo lo deseo también; así que en el acuario me acercaba mucho a los cristales e imaginaba; que seria estar ahí dentro, flotando en el liquido donde me convierto más liviana que una pluma, donde parecería fácil flotar liberarse del suelo.

A lo largo de mi vida he tenido esta fascinación con el agua y sus misterios  y en esta foto me pierde dentro de ellos.

 

Publicado el Deja un comentario

El tiempo en mi

He intentado darle a mi blog una temática, pero creo que soy multi tema, cada época me interesa algo nuevo, pero algo en lo que siempre pienso es en el tiempo, a veces tengo tan presente mi pasado, recordándome de dónde vengo que hecho y quien soy ahora, (es importante conocerse) yo he hecho un gran esfuerzo como para decir ahora quien soy (al menos hasta donde llegan mis pensamientos)

Me gusta saber porque me gustan unas cosas y porque otras no, cuáles son mis cosas favoritas y cuáles no, este discurso parecerá muy egocéntrico, pero cada quien y cada cual debe de conocerse bien y al menos cuando nuestro paso por el mundo se acabe y no deje huella de nosotros (solo la basura que dejamos en el) saber que nos conocimos que dejamos un buen recuerdo en quienes nos conocieron y a lo mejor, también dejar un aprendizaje, yo he intentado aprender muchas cosas y dejar un poco de eso de lo inmortal, de esas historias que nunca pasan de moda y siempre nos sorprenden.

A veces me doy cuenta que no soy la misma de hace siete años, las personas que conocía en ese tiempo ya no están más en mi vida, ahora convivo con personas que en ese tiempo jamás hubiera pensado conocer. Me comporto de otra forma, vivo en un lugar que nunca vi antes y no solo eso, seguramente muchas de las células de mi cuerpo de hace siete años no son las mismas.

Alguna vez alguien más se ha detenido a pensar en que ya no somos lo mismo de antes, quienes fuimos y quienes somos ahora.

Una de las cosas que aún tengo muy presente es que soñar e imaginar, era lo que hacia la mayor parte del tiempo, la adolescencia nunca es fácil verdad.

Publicado el Deja un comentario

El misterio de lo lejano.

Llevo un tiempo obsesionándome con los misterios del mundo. Cuando era pequeña y mis papás se iban hasta altas horas de la noche a seguir con sus negocios (8:00- 9:00 pm) para una niña es muy tarde. Me quedaba con mi tía y mis abuelos; mientras ella lavaba los trastes del día, yo miraba el cielo y a todas esas estrellas que no comprendía, pero que se veían muy lindas.

Por los días, (en mis mañanas de ocio y juegos) también me daba un tiempo para mirar el cielo y encontrarles formas divertidas a las nubes que se movían  lentas pero libremente y me preguntaba que sería si pudiera viajar sobre ellas, le comentaba a mi tía sobre estas figuras y ella siempre llena de historias me contaba más historias que hacían volar mi imaginación.

En toda mi infancia no comprendía estas bellezas de la naturaleza, solo sabía que disfrutaba que estuvieran ahí y las historias que podía crear sobre ellas. Como los impresionantes cerros que rodean mi pueblo. ¿Quién se tomaría la molestia de construir semejantes monumentos? Seguro un viejito con largas barbas blancas y un sombrero de paja quien ahora toma placidas siestas en su obra maestra.

Mi mente no tenía espacio para placas tectónicas ni terremotos en años tan lejanos que ni siquiera mi imaginación aún tenia capacidad de experimentar.

Las personas siempre dotadas de imaginación,  a lo largo de la historia nos hemos preguntado cosas y nos las hemos respondido como mejor nos parece y eso hace que nuestras vidas sean más divertidas, eso hace que tengamos historias.

Descubrí que para flotar sobre una nube podría lograrlo al flotar sobre la espuma del mar y que esa inmensa capa de agua esconde mundos que mi imaginación no es capaz de llegar tan profundo. Mientras tanto me sigo preguntando cosas y sigo buscando historias en todas las imaginaciones que me sean posibles.

Publicado el Deja un comentario

Por fin un espacio para escribir.

Por fin un espacio para escribir, es una de las cosas que más he hecho entre tantas que me gusta hacer, sin embargo no soy muy correcta en mi redacción, todos como humanos tenemos errores.

Comenzar proyectos nuevos creo que es de las cosas menos fáciles que me ha tocado hacer en la vida, nunca se sabe si va a funcionar o si seremos juzgados de la peor manera (siempre una crítica constructiva es buena) sin embargo existe ese hilo del miedo; claro probablemente existan personas que ni siquiera les pase por la cabeza esta palabra (me gustaría conocer a alguna)

Lo importante es que a pesar de ese miedo y toda esa inseguridad es tomarnos bien nuestros pantalones, calzones o lo que usemos y seguir avanzando siempre intentado dar lo mejor y sabiendo que lo que pase (probablemente malo o bueno) es consecuencia de nuestro trabajo, entrega y perseverancia.

Yo desde los 16 años comencé a soñar, soñé tanto que mi cabeza se llenó de nubes grandes y lejanas historias que probablemente nunca viviría, sin embargo eso me encantó y eso me llevó a trazar una línea en mi vida que podría parecer en su principio que no fue la correcta, pero ahora me doy cuenta que ese camino aunque me perdí en el no me llevó muy lejos de mis sueño (mis historias) poco a poco los contaré de una manera menos abstracta por ahora, bienvenido nuevo espacio para escribir y personas que gusten leer estas palabras perdidas en algún espacio de Internet.